Sueño

Me siento como si estuviera entre dos trenes. El de la derecha es en el que he venido, pero la vía se ha acabado y tengo que pasar al otro lado para pasar al que está a mi izquierda. Tren que me espera con el insistente pitido que me indica que queda muy poco para que se cierren las puertas.

Yo, como si se tratase de un sueño no puedo moverme, solo mirar alternativamente de un lado a otro, esperando sin verte que salgas del primer tren y entremos juntos al siguiente. Pero eso no pasa. Y como en un mal sueño, la agonía reside en eso. En que no pasa nada.

Me desperté de golpe y sin embargo todo a mi alrededor parecía tranquilo. El peso de la mano de mi esposa en la mía era lo único que me aseguraba que estaba despierto. Este tipo de apreciación tan exacta todavía ni en sueños la había logrado para cuando soñaba contigo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s